31/8/16

Nuevos comienzos

Septiembre, el mes de los nuevos comienzos por excelencia.

Nuevo curso, nuevos proyecto, nuevos hábitos y rutinas... es un mes perfecto para volver a empezar de cero. Venimos con las pilas cargadas de energía, de nuevas vibraciones y ganas de comernos el mundo.

Digamos, que por todo esto, también es un buen mes para reestructurar nuestro armario. Cambio de temporada, cambio de colores, de tendencias... es un buen momento para encontrar tu estilo, así que vamos a empezar haciendo deberes:

Busca tus básicos y sobre ellos definirás tu estilo.

Echa un vistazo a tu armario y encuentra esos básicos que temporada tras temporada permanecen. Compra los que te falten, renueva los que estén más viejos y haz una base sobre la que dibujarás el resto de la temporada.

Ejemplo práctico: Dos básicos imprescindibles en mi armario. Vestido blanco y cazadora vaquera. ¿Pincelada? un precioso bolso especial que haga especial el look.

Feliz entrada en septiembre, tenemos todo un mundo de nuevos proyectos por delante.







Cazadora: Mango (old)
Vestido: Molupita
Zapatos: Zapatos Obi

23/8/16

Confesiones de una nueva etapa

Querida rutina, creo que no me caes bien...

Años anteriores llegado este momento tenía ganas de verte, pero efectivamente algo debe estar cambiando en mi, y ya no te quiero, quiero seguir paseando por la playa, disfrutando de la lectura y bebiendo tintos de verano, coja los kilos que coja, y es que este año se me está pasando el verano volando, y lo estoy disfrutando de tal forma que no quiero que termine, quiero seguir sin horarios, con cenas junto al mar viendo la puesta de sol, y fines de semana de carretera rumbo a cualquier parte.

Han sido días de no pensar, de descansar y de actuar sin decisiones premeditadas, simplemente dejándome llevar por lo que sentía en cada momento. Nada de organización, nada de planes muy elaborados, sólo vivir... la pena es que el día a día no me permite dejarlo todo al azar... hay que preparar comidas, cenas y meriendas, hay que llevar a los niños a uno sitio o a otro, hacer la compra y pagar recibos... no hay pie a la improvisación... Toda la vida sintiendo que contigo estaba cómoda y ahora me doy cuenta de que eres tú la que me taladra el cerebro?

Igual este año cambio de estrategia y empiezo a improvisar más. Y a pesar de que leo que tú, querida rutina, nos ayuda a organizar nuestra vida, creo que a mi no me vas del todo bien...

Igual sí estoy cambiando, y como en todo cambio, hay que despedirse de ciertas cosas para continuar...

Adiós rutina, me quedo siempre en el verano!







Camisa: Molupita
Culotte: SheIn
Zapatillas: Converse
Bolso: Mango (old)


1/8/16

Silencio

A veces necesito silencio.

No, muchas veces necesito silencio, pero sólo a veces lo consigo, o muy pocas.

No sólo hablo de silencio exterior, que es muy difícil de conseguir, hablo de silencio interior, de silencio mental, ese sí que es difícil de conseguir.

Ese creo que sólo lo consigo en contadas ocasiones, en esas ocasiones en las que soy capaz de centrarme en lo que estoy viviendo en ese momento. Y esos momentos suelen ser los momentos en los que estoy con ellos, con mis chicos, con mi familia. Cuando jugamos, reímos y bailamos juntos. Ahí mi mente se para, y sólo se centra en la felicidad de ese momento. Y me deja despejada, libre de martilleos de ideas en la cabeza. Y después todo lo veo más claro, más bonito, más feliz.

También estoy aprendiendo a conseguir silencios, sólo para mí, para poder encontrarme y calmarme. Poco a poco llegan, pero supongo que será un camino largo.
Y ahora estoy de vacaciones. Y necesito silencio. Para volver llena y poder seguir dando todo.

Seguiré en las redes sociales, Instagram y Snapchat, no os abandono del todo.  Serán sólo unos días.

Y estoy segura de que la vuelta será mejor, porque las vueltas siempre son un nuevo volver a empezar. Y los míos siempre son buenos.

Felices vacaciones.










Vestido: Chicwish
Bolso: Zara


28/7/16

El Armario de Celia

Cuando era pequeña mi mejor amiga se llamaba Celia, me encantaba leer los libros de Celia (os acordáis?) y Celia se llamó una de mis muñecas. Cuando esta nueva Celia apareció en mi vida la cosa pintó bien desde el principio, sólo con el nombre, ya me sedujo.


La conocí, como no, comprando ropa, porque Celia trabaja en una tienda de ropa de San Sebastián, y aunque de ropa sabe mucho, no tenía tan claro cómo organizar su armario, todavía me sorprenden que la gente confíe en mi para estas cosas, pero Celia lo hizo. Tras varios años fuera, ha vuelto a su ciudad, San Sebastián, y vive en un apartamento digno de sacar en cualquier revista de decoración. Luz por cualquiera de sus esquinas y unas vistas que dejarían a cualquier embelesado mirando por la ventana.



Pero vamos al tema que nos llevó a juntarnos, TRUCOS PARA ORGANIZAR SU ARMARIO. 

1. Sólo la ropa que realmente te enamora

Si no tenemos esto en cuenta, los armarios se llenan sin control cuando realmente acabamos vistiéndonos siempre con las mismas prendas. Evalúa una a una todas ellas y ten muy claro cuáles son las que quieres mantener. El resto, elimínalas, de la forma que consideres oportuna, pero no las mantengas si no las vas a usar como se merecen.


2. La ropa del armario siempre limpia

Ese olor a ropa limpia cada vez que abras las puertas, esa sensación de frescor y limpieza (esto me ha quedado en plan anuncio de detergente pero es que soy bastante maniática de los olores...)

3. Camisas planchadas y colgadas

Ten en cuenta que un montón de camisas colgadas y apiñadas acaba arrugándolas aunque ya estén planchadas, deja espacio para cada una de ellas.



4. Decide un criterio de orden

Por colores, por tejidos, por tipo... y mantenlo para que el orden en tu armario te haga disfrutar cada vez que lo abras. (En este caso por color y tipo?)



5. El resto de prendas pueden ir colgadas o dobladas, en estanterías o cajones, todo dependerá del espacio que tengas, pero siempre de forma que estén visibles para que tengan su uso. Prenda que no se ve, prenda que no se usa.



6. Todas las perchas iguales

Este consejo no es mío, es de mi querida Andera Amoretti, pero me encanta. Que la vista vaya directa a las prendas, no al festival de perchas.

7. Almacena la ropa por temporadas

En verano (o invierno) sólo ropa de verano (o invierno), de esta forma siempre hay más espacio para tenerlo todo más organizado.


8. Utiliza organizadores

Para la ropa interior, foulares, bolsos... todo queda más visible y organizado.

9. Cualquier rincón de la casa con una prenda bien ubicada puede resultar decorativo, y a falta de espacio cualquier cosa vale!





Pasamos una tarde maravillosa organizándolo todo, y ese té al que me invitaste me supo a gloria. Después de un buen trabajo, siempre es imprescindible un merecido descanso.


¡Celia, gracias por confiar en mi para este trabajo y estaré encantada de seguir ayudándote!

Y tus trucos para organizar tu armario ¿Cuáles son?


26/7/16

Cómo me visto en verano

Todos los veranos me hago la misma promesa. Nada de usar vaqueros hasta septiembre.  Y normalmente lo cumplo, las reglas del vestir en verano, al menos en mi, cambian. 

Me gustan los colores claros, los tejidos frescos y la libertad, nada de prendas que me hagan sentir encerrada, para eso ya tenemos el invierno. Os cuento cuáles son mis reglas a la hora de vestir en verano, que aunque sigan manteniendo mi estilo (obvio) cambian bastante con respecto al invierno.

Reglas para vestirme en verano:

- Uso vestidos, muchos vestidos. Son mi prenda favorita en esta época del año, frescos, femeninos y cómodos. Atención a la largura, que un vestido demasiado corto (o demasiado largo) no te arruine el día.

- Siempre que puedo, sandalias. Bastante largo es el invierno como para seguir manteniendo los pies cerrados. Sácalos a la luz y que se aireen, es muy bueno para ellos (imprescindible un mínimo de cuidado en los pies, uñas, talones...)

- Colores claros, ya tenemos en invierno para ir de colores oscuros, me gusta sacar toda la luz que llevamos dentro.

- Tejidos frescos, lino, algodón... telas vaporosas que no se nos peguen al cuerpo para darnos esa sensación de frescura. De un tiempo a esta parte leo mucho las etiquetas, busco prendas hechas con tejidos lo más naturales posibles.

- Prohibidos los vaqueros largos. Podemos usar tela vaquera en faldas, shorts o vestidos, pero nada de vaqueros. Dan tanto calor...

- Las altas temperaturas de permiten vestir de forma distinta, luce bronceado (si tienes la suerte de conseguirlo) y libera tu piel durante unos meses.

Me gusta todas las posibilidades que esta estación nos brinda, necesito estos días de libertad para volver a afrontar el invierno, que aunque tiene su encanto, no nos ofrece tanta variedad. ME ENCANTA EL VERANO!!!!









Vestido: Chicwish
Bolso: Lugada Bags
Sandalias: BT London vía Spartoo


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...