29/6/16

Lo que no falta en mi maleta

Salir de vacaciones es una de las sensaciones más maravillosas del mundo, esa desconexión de la rutina, esa sensación de libertad, esa paz, ese relax que nos hace sentir bien…

Sin embargo, también me gusta que el lugar donde me aloje y las sensaciones diarias sean “como estar en casa”. La mente lejos, pero las sensaciones cerca. Para esto, tengo algunas normas o imprescindibles que me acompañan allá donde vaya.

1.    Siempre con tus mejores galas

La ropa que te acompañe tiene que ser la protagonista de tu armario. Todo lo que metas tiene que ser del TOP 10, para que sea el día que sea y la ocasión que sea te veas brillar. Recuerda meter también tu mejor ropa interior y tu mejor pijama.

Truco: Enrolla vaqueros y camisetas y mételos en los huecos que queden en tu maleta, evitas las arrugas y aprovechas más el espacio




Pantalón: Desigual

2.    Los olores que me acompañan
Mi perfume favorito, una vela aromática y el perfume de las sábanas. El primero podríamos interpretarlo como algo normal y los dos segundos son imprescindibles para conseguir esa sensación de bienestar al recogerte en el lugar donde te alojes. Que sientas ese bienestar que puedes sentir en tu casa justo antes de meterte en la cama.

Truco: Al menos un olor cercano, no hace falta que te lleves todo el arsenal, pero un olor casero justo para antes de dormir.



3. Mis cuidados externos
Si salgo para muchos días, me llevo todo tal cual lo tengo en casa (por lo que mi bolsa de aseo es casi del tamaño de mi maleta), cremas de día, de noche, limpiadoras, mascarillas (aquí si llevo muestras que de estas no uso tanto) e incluyo todos mis cuidados del pelo (que tampoco son pocos!). Lo mismo con el maquillaje. Todo tiene que ser perfecto para hacerme sentir bien, que nada me falte.

Truco: Si salgo pocos días suelo usar muestras de cremas que ya haya usado antes y sepa que me van bien (a ver si la vamos a liar con alguna crema que nos de alergia…).



4. Mis cuidados mentales

Un buen libro, buena música (hoy Spotify nos lo pone fácil) y buena compañía. Ahora ya nada puede fallar.

TrucoDéjate el móvil en el hotel, apartamento o donde quiera que estés, pero disfruta de cada instante a tope, sé consciente del momento maravilloso que estás viviendo y carga las pilas.




Y recuerda que las vacaciones son vacaciones. Deja los problemas, los horarios y las rutinas en casa, y disfruta de Los trucos para un verano pleno que te di el otro día. Y para hacer la maleta, no desesperes...








27/6/16

Zumo de limón templado


Como siga añadiendo rutinas a mi mañana me voy a tener que levantar a las 5:00, pero creo que poco a poco, voy metiendo nuevos hábitos en mi día a día que no me hacen más que bien.

Como ya os he contado otras veces, me levanto y hago unos minutos de yoga, organizo mi día e intento empezar pausada. Sin embargo, desde hace un par de semanas, antes de esta actividad me tomo un vaso de agua templado con el zumo de medio limón. Si os soy sincera empecé a hacerlo porque me lo dijo mi madre, pero después de leer todo lo que he leído sobre esto, no me queda duda de que seguiré haciéndolo. Os cuento:

1. Ayuda a la digestión.
2. Perfecto para el detox que tan de moda está, ayuda a eliminar toxinas ya que es diurético.
3. Estimula el sistema inmunológico.
4. Ayudan a alcalinizar la sangre, y de esta forma se reducen las enfermedades.
5. Es perfecto para la piel gracias a la cantidad de antioxidates que tiene.
6. Te da energía y mejora tu estado de ánimo.
7. Ayuda en la curación de las heridas.
8. Te deja el aliento más fresco.
9. Ayuda a perder peso.

(Fuente: Mejorconsalud.com)

En esta nueva etapa, no sólo estoy cuidando mi mente, cada día cuido más mi cuerpo, y es que tengo claro que para brillar por fuera, es imprescindible brillar por dentro.







Top: Molupita
Pantalón: Molupita
Cazadora: Mango
Sandalias: Hakei



23/6/16

Trucos para tener un verano (y una vida) plena

En verano me gusta disfrutar de la luz, del sol, de la temperatura... estos días tan largos me ayudan a reconectarme conmigo misma, a sentir más. Me da la sensación de que los días tienen más horas y puedo hacer muchas más cosas. Y dado que estoy mucho más receptiva, creo que es el momento adecuado para realizar esos pequeños cambios en mi vida, que bien llevados, me están llevando a sentirme mejor conmigo misma. ¿Os los cuento?

1. Tiempo para mi

Es importante que cuides tu mente. El hacer cientos de cosas cada día puede estar bien pero termina pasando factura. Es necesario pasar unos minutos en soledad, disfrutando del silencio y reflexionando sobre todas esas cosas que nos rondan la cabeza a diario. O simplemente sintiendo. Piensa en qué sientes, a qué huele, qué escuchas, céntrate en ese momento, justo en el momento que estás viviendo.

El verano es un momento perfecto para hacerlo, los días son largos, y un pequeño paseo después de cenar, sola, en el que te dediques a observar la calle, la gente, los sonidos... hace que salgas de esa vorágine del día y te relajes antes de irte a dormir.



2. No seré ambiciosa

Vale que todas tenemos cientos de proyectos y cosas por hacer cada día. Ideas maravillosas que nos gustaría llevar a cabo pero que nos llegan a agobiar porque no conseguimos darles salida. Sin embargo, son los pequeños logros los que te van dando granitos de felicidad. Fragmenta las grandes tareas y ve haciéndolas poco a poco, sentirás cómo la energía de haber conseguido parte de tu proyecto te va invadiendo. El tiempo que te quede, empléalo con los tuyos, es verano, los niños están de vacaciones, disfruta mucho con ellos.



3. Disfruto de las cosas que me rodean

Sé consciente, tienes que estar presente en el momento. Disfruta de esos momentos con los niños, con tu pareja o con los amigos. Son estos momentos los que nos ponen las pilas. Aprovecha las vacaciones para disfrutar de ellos, de ti, del presente. Simplemente tenemos que ser capaces de ver la felicidad en cada uno de los detalles que nos rodean. 

Chaqueta: BetiBeauty

4. Fuera tecnología

Nos hace mucho daño. Y me di cuenta de ello cuando el otro día, en el cumpleaños de mi hijo "me desperté" grabando el momento velas para que lo viera mi familia en lugar de disfrutarlo yo, yo que estaba allí, con mi hijo... Ese momento me hizo despertar y cómo lo agradezco. Desde ese día he tomado distancia con la tecnología... y lo he ganado en vida, os lo aseguro.
Aparca las pantallas y disfruta de la piscina, un buen libro y una buena charla. Las terracitas son el lugar perfecto estos días.



¿Qué os parecen? ¿Os animáis conmigo?

20/6/16

Invictus


Buscar la inspiración para seguir creciendo como persona. 

Me gusta cómo la inspiración llega a nosotros sin querer y cuando más la necesitamos. Llega, y las vemos. O las vemos porque justo la necesitamos en ese momento. Sea como sea, me gusta sentir que algunas personas, palabras o gestos me inspiran.

Hoy no hablo de la forma en la que nos vestimos, hablo de sentir que "algo" o "alguien" te ayuda a actuar de una u otra forma en un determinado momento. En el momento adecuado.

El sábado vi la película Invictus, de Clint Eastwood, y sólo pensaba en coger una libreta y empezar a apuntar frases de Mandela. Frases de esas que te ayudan a la hora de tomar decisiones. Frases como Soy el amo de mi destino, soy el capitán de mi alma

Sin embargo, nos vamos a buscar la inspiración en personajes famosos cuando inspiración tenemos en todas partes... No tenemos más que pararnos, observar, y sobre todo ESCUCHAR, porque está aquí, está allí, en esa amiga con la que paseas, en las historias que muchas veces me contáis vosotras, las que estáis ahí al otro lado...

Sea como sea, lo que está claro es que lo importante es sentirnos inspirados y crecer, crecer cada día dentro de nosotros porque como bien dijo Mandela, El hecho de jugar a ser pequeño no sirve al mundo.


Os deseo una feliz semana













Top: Chicwish
Jeans: Levis 501
Chaqueta, bolso: Mango (old)
Zapatos: Mango (SS16)


16/6/16

Brillamos

Estaba muy nerviosa, hacía mucho tiempo que no me pasaba eso, supongo que nunca me había visto en una situación así, organizas, preparas y no quieres que falle absolutamente nada.


Llegamos pronto al Studio Samivida, la verdad es que el lugar no podía ser más bonito, luz, amplitud y mucho blanco, mis favoritos en decoración. Allí estaban ellas, esas que nunca me fallan ayudándome con todos los detalles, todo tenía que salir perfecto y sin ellas no lo habría conseguido. Gracias.

Empezasteis a llegar, nos fuimos conociendo y llegó el gran momento, me sentaba ante todas y tenía que empezar a hablar. Os prometo que hacía mucho que no me sentía tan nerviosa! Pero fue pasando, poco a poco me fui soltando y hablé, y hablé sin parar, tenía tantas cosas que contar y tan poco tiempo para contaros todo... 






Llegó el momento de Ana Perurena, y ella sí que nos hizo brillar, tanto y tan interesante, esa sensación de bienestar que supo transmitirnos, esa paz que nos hizo conseguir en tan sólo unos minutos... 




Comimos juntas, no podíamos parar de charlar así, tan pronto, y seguimos. Y seguimos, la complicidad llegó, y allí pasamos la tarde, juntas, charlando, riendo... un momento especial que me no creo que olvide fácil.



Gracias a todas, gracias por hacer esto posible, gracias por hacerme brillar.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...