17/5/17

Aprende las tendencias, y después las olvidas

Volantes, pendientes grandes, estampados florales, hombros al aire... cualquier cosa menos pasar desapercibidas. Así pintan las tendencias para salir a la calle esta temporada. Claro que tienes que conocerlas! Y después olvidarlas, piensa en ti ¿Cómo eres tú?

Lo de buscar tu propio estilo te ayuda mucho a seleccionar. Las tendencias son para que seamos nosotras las que las elijamos, no para que ellas decidan por nosotras. Así que, te doy este consejo en forma de paso:

Paso 9: Busca las tendencias para después olvidarlas

- Pasea por las tiendas y siente lo que estás viendo. Quizá las prendas no te digan nada, entonces no deberás forzarlo, si tiene que ser, llegará.

- Pruébate lo que te gusta, observa cómo te sientes, y sólo te lo llevas si te hace sentir especial.

- Elije lo que sea para ti, no sólo porque se lleva o te lo recomiendan. Que vaya contigo sólo si te gusta.

Buscar tu imagen es un juego, y adaptar las tendencias a ti y no al revés, es el principio del reto.

¿Os cuento cómo? Os muestro dos ejemplos en mi look:

Volantes: tendencia máxima esta temporada y yo ya un poco aburrida de ella. Me la aplico de forma ligera, volantes sutiles en el cuello, nada demasiado marcado

Pendientes grandes: pero discretos, aunque esta tendencia me la aplico en todas sus versiones, adoro los pendientes con fuerza.









Camisa y falda: Chicwish
Sandalias: Juncal Aguirre
Bolso: Bimba&Lola
Pendientes: Laia Varela


Sin embargo ¿qué haríamos sin tendencias? Son las que nos guían y nos muestran todo lo que nos rodea, porque en el fondo, las tendencias las marcamos nosotros, los que decidimos si las llevamos o no... ¿no creeis?

10/5/17

Un planning en casa

Llevo varios días con sensación de ahogo, os lo he contado en Instagram; en las últimas semanas he dejado un poco de lado los Pasos 2 y 3 (Aprende a escucharte y Aprendemos a comer) la alimentación y el yoga. Desde el lunes me he vuelto a poner las pilas y pronto veré el resultado.

Y cuando tengo sensación de ahogo y descontrol lo que me pide el cuerpo es... ¿orden en casa? ¿soy muy rara o también os pasa?

Así que aprovecho esta sensación, me lanzo y me dedico a preparar la casa para el verano ¿quieres saber cómo?


Paso 8. Así preparo mi casa para el verano

1. Limpieza de textiles: En estos días de sol y luz me vuelvo loca a poner lavadoras: fundas nórdicas, cortinas, fundas de sillas, cojines... Añadimos tintorería para esas alfombras que tanto han sufrido en invierno y todo listo!


2. Cambio de flores: las macetas con flores de invierno empiezan a estar mustias por el calor, es momento de visitar el vivero  a ver qué opciones tenemos para el verano. Así como en invierno me voy a las flores blancas, en verano busco las de color.


3. Y así como cambio el color de las flores, también cambio el color de mi casa. Cambio de las fundas de edredones, colchas y cojines. Que todo refleje esta preciosa luz que entra por las ventanas estos días.


4. Limpieza profunda en la cocina: dejarla impecable y llenarla de nuevos ingredientes más frescos. Es época de ensaladas, de zumos y de batidos. Nuevas recetas que nos despierten los sentidos. Dos libros tengo en mente, uno está de camino "Las delicias de Ella" y del otro aún necesito más referencias " Ama, come, vive, brilla" (aunque con este título me lo compraría al instante). Aún no puedo opinar de ellos, pero os lo iré contando en las redes sociales.



Son detalles, pequeñas cosas que van volviendo a poner todo en orden y me devuelven la serenidad que tanto necesito. Entrar en casa y disfrutar de su olor, su calor y su cercanía. Sentir que aquí estoy siempre protegida.




3/5/17

Paso7: Rodéate de abrazos

Sentirte acompañado por la gente que quieres te carga las pilas.

Hablo de sentir, hablo de reír, hablo de disfrutar.

Hay gente que te reconforta simplemente por el hecho de que esté a tu lado, y es a esa gente a la que tienes que tienes que cuidar, es de esa gente de la que te tienes que rodear, es con ellos con quien tienes que pasar más tiempo.

Hay muchas cosas que me gustan; una buena conversación, unas risas y una buena comida, pero nada supera a un buen abrazo. Uno de esos que hablan solos, sin palabras, te lo transmiten todo en cuestión de segundos y hay que saber sentirlos. Te dicen te quiero, te necesito y sé que siempre estarás ahí, y no necesitas nada más que disfrutarlos... que sentirlos...

Este fin de semana se ha casado mi hermano, y he sentido muchos de estos. De los de verdad. Porque he estado rodeada de toda esa gente de la que os hablo. En mi caso mi familia, tan lejana en la distancia y tan cercana en el corazón.

De aquí sale el Paso 7, uno de los más importantes para encontrar tu belleza.

Paso 7. Rodéate de abrazos

Piensa quién forma parte de tu lista de abrazos formidables, de tus abrazos favoritos, y disfruta de ellos. Siente lo que te dan y responde dándoles todo.

Y cuando tienes esto claro, y lo vives de verdad, todo cambia en ti. Disfrutas del momento, sientes los detalles y te conoces un poquito más, te sientes más conectada con la vida. 

Sentirse conectada con la vida es saber vivir un poquito mejor. Y de eso se trata, de vivir de verdad, de sentir de verdad, de sacar lo mejor de ti.

Os lo cuento de nuevo, si todo va bien por dentro, lo proyectas por fuera, y tu cara cambia, y tu expresión e incluso tu piel, porque no hay mejor truco de belleza que la felicidad que viene de dentro

¿Deberes para esta semana?  Un abrazo cada día, de los de verdad, de los que te hacen sentir.

¡Y qué deciros de look de hoy! Maravilloso de Manuela va de Fiesta, pero mi cara de felicidad era el mejor complemento que me acompañaba.

Enhorabuena David y María








Vestido, Estola y Turbante: Manuela va de Fiesta
Zapatos: Paco Herrero
Bolso: Ainhoa Etxeberría

27/4/17

Historia de unos pies horrorosos

Tengo unos pies feos. Muy feos. Podría decir que horrorosos. Y lo sé desde que tengo uso de razón (estética) .

Lo sé porque no he usado sandalias hasta más o menos... los 25 años. 25 años... Creo que fue ahí cuando empecé a quererme, no encuentro otra explicación.

Y bien, he perdido los complejos, sin embargo, me voy a abstener de enseñar los míos por aquí, no hay ninguna necesidad de deleitaros con su presencia... pero sí, hoy voy a hablaros de pies. 

Considero que los pies son una parte importante de la estética femenina pero también es verdad que son los grandes olvidados, sobre todo cuando empieza el buen tiempo. Las botas y zapatos cerrados quedan en el armario para dar paso a las preciosas sandalias que nos van a empezar a acompañar a partir de ahora ¿Queréis saber entonces cuáles mis cuidados? Aquí os dejo entonces el sexto paso de los #14pasosparallegaralverano

Alpargatas: Juncal Aguirre

Paso 6: Las 5 cosas que hacen mis pies más bonitos

1. Visito al podólogo: Voy menos de lo que me gustaría pero cada vez que lo hago pienso en que a partir de ese momento voy a cuidar mis pies al máximo. Teniendo en cuenta mis limitaciones (en cuanto a pies se refiere) me los dejan nuevos. Suaves, con las uñas pulidas y bien hidratados. Pero eso queda en un simple propósito... en poco tiempo mis pies vuelven a desaparecer entre los calcetines...

2. Me pinto las uñas: Y así desvío la atención, se ve ese rojo brillante y ya nadie mira el resto, cuando haces una ligera pasada no se ven tan feos. Pero cuidado, llevo las uñas bien pintadas, nada de esmalte levantado que entonces el método no funciona, es más, tus pies se ven peor aún.


3. Uso sandalias bonitas: Preciosas diría yo, así mis pies pasan mucho más desapercibidos, se ve más sandalia que pie y todo es mucho más armonioso. Sandalias bonitas y de buena calidad, con cuidado de que no me hagan rozaduras (sólo me falta tener los pies llenos de heridas) . 

Sandalias: Juncal Aguirre

4. Los mantengo hidratados: siempre les da mejora aspecto. Los mimo un poquito y hago que se sientan especiales, que vaya si lo son! Son nuestro soporte continuo! (y yo venga a decir que son feos... pobres!) Usa hidratante abundante y masajéalos desde los dedos hasta las rodillas, circulará mejor la sangre y evitarás las piernas hinchadas. Y si antes de la hidratación los has metido 15 minutos en agua templada y les pasas la piedra pomez el resultado será espectacular.

5. Les doy más libertad y los bronceo: en invierno no salen de los botines, en verano procuro que no entren. A partir de ahora empiezo a caminar descalza por el jardín, por la playa o simplemente en el suelo de casa. El contacto que más me gusta es el de la hierba. Jugar con el cesped con los dedos o sentir el frescor de la tierra, son sensaciones que no sé si harán mis pies más bonitos, pero al menos a mi, me hacen sentir siempre un poquito mejor.

Imagen: Pinterest


Lo malo de todo esto, es que si algún día me cruzo con vosotras y voy en sandalias, sólo me vais a mirar los pies... :-)



19/4/17

Paso 5: Así organizo mis días

Y llegaron los maravillosos días de luz y descontrol. Jornadas llenas de planes en la calle en las que la hora es lo que menos importa, hasta que llegas a casa y sientes que te ha vuelto a pillar el toro. Entonces empiezan las carreras, las duchas en vez de baños, las cenas rápidas de… latas? Porque estabas tan a gusto en esa terraza que se te olvidó hacer la compra…, el comer lechuga al día siguiente porque no te da tiempo a preparar nada mejor. En definitiva, descontrol total. 

Nos pasa a todas, no pienses que eres la única… 

Así sobrevivimos dos semanas, pero tenemos que darle forma a todo este caos, podemos seguir disfrutando de la calle teniendo todo controlado en casa. La palabra mágica es planificación. Un poquito de orden en tus días hacen tu vida más fácil. Así que os cuento cuáles son mis trucos para sentir que todo está en su sitio. 

Así organizo mis semanas 


1. Los domingos por la noche reservo un rato para organizar mi agenda. Qué es lo que quiero sacar adelante en los próximos días y como lo voy a dividir en subtareas. Citas médicas, visitas a tiendas, cuidados… Procuro cargar poco cada día, así, si termino todo me dará tiempo a leer o charlar con “marido” un rato más. Me encanta la sensación de saber que he podido con todo.

También es verdad que jueves y viernes los dejo más libres por si me quedan temas pendientes o han surgido nuevos.  

2. Los sábados hacemos el menú de la semana del que sacamos la lista de la compra. Y hablando de compra ¿habéis probado a hacerla online? Mucho más rápida y con menos picoteos innecesarios. Eso sí, los frescos siempre los compro  a parte, para ellos prefiero las tiendas de barrio. 

De esta forma tenemos siempre los ingredientes necesarios para no cenar “de latas”

3. La alarma de relax, así es como la conocemos en casa. En invierno suena a las 19:30, y en verano la paso a las 20:00. Es la hora a la que empezamos a tranquilizarnos. Bajamos el tono de voz, los juegos son más suaves y obviamente, si estamos fuera de casa, es el momento de recogernos. Nos preparamos ya mentalmente para ir a dormir.  

Me encanta escuchar a mis hijos diciéndome “mamá, suena la alarma de relax! 

4. Los 10 minutos de calma (aún no puedo llamarlos de meditación) antes de empezar el día son sagrados. Me ayudan a ordenar mis sensaciones para ser mucho más efectiva en mis tareas; llego mejor a todo y siento que las cosas van bien.  

Lo siento y lo transmito… todo fluye más fácil. Éste ha sido mi último descubrimiento de bienestar y de momento el más efectivo. 

Y como las normas están para saltárselas, de vez en cuando nos olvidamos de todo y sentimos la libertad de que no hay normas. Y nos saltamos los horarios, y la dieta, y la organización, y eso es lo que nos hace sentir que los que mandamos somos nosotros, y que somos libres para sentir y para vivir. 





Vestido: Chicwish
Bolso: Furla vía Spartoo

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...