27/4/17

Historia de unos pies horrorosos

Tengo unos pies feos. Muy feos. Podría decir que horrorosos. Y lo sé desde que tengo uso de razón (estética) .

Lo sé porque no he usado sandalias hasta más o menos... los 25 años. 25 años... Creo que fue ahí cuando empecé a quererme, no encuentro otra explicación.

Y bien, he perdido los complejos, sin embargo, me voy a abstener de enseñar los míos por aquí, no hay ninguna necesidad de deleitaros con su presencia... pero sí, hoy voy a hablaros de pies. 

Considero que los pies son una parte importante de la estética femenina pero también es verdad que son los grandes olvidados, sobre todo cuando empieza el buen tiempo. Las botas y zapatos cerrados quedan en el armario para dar paso a las preciosas sandalias que nos van a empezar a acompañar a partir de ahora ¿Queréis saber entonces cuáles mis cuidados? Aquí os dejo entonces el sexto paso de los #14pasosparallegaralverano

Alpargatas: Juncal Aguirre

Paso 6: Las 5 cosas que hacen mis pies más bonitos

1. Visito al podólogo: Voy menos de lo que me gustaría pero cada vez que lo hago pienso en que a partir de ese momento voy a cuidar mis pies al máximo. Teniendo en cuenta mis limitaciones (en cuanto a pies se refiere) me los dejan nuevos. Suaves, con las uñas pulidas y bien hidratados. Pero eso queda en un simple propósito... en poco tiempo mis pies vuelven a desaparecer entre los calcetines...

2. Me pinto las uñas: Y así desvío la atención, se ve ese rojo brillante y ya nadie mira el resto, cuando haces una ligera pasada no se ven tan feos. Pero cuidado, llevo las uñas bien pintadas, nada de esmalte levantado que entonces el método no funciona, es más, tus pies se ven peor aún.


3. Uso sandalias bonitas: Preciosas diría yo, así mis pies pasan mucho más desapercibidos, se ve más sandalia que pie y todo es mucho más armonioso. Sandalias bonitas y de buena calidad, con cuidado de que no me hagan rozaduras (sólo me falta tener los pies llenos de heridas) . 

Sandalias: Juncal Aguirre

4. Los mantengo hidratados: siempre les da mejora aspecto. Los mimo un poquito y hago que se sientan especiales, que vaya si lo son! Son nuestro soporte continuo! (y yo venga a decir que son feos... pobres!) Usa hidratante abundante y masajéalos desde los dedos hasta las rodillas, circulará mejor la sangre y evitarás las piernas hinchadas. Y si antes de la hidratación los has metido 15 minutos en agua templada y les pasas la piedra pomez el resultado será espectacular.

5. Les doy más libertad y los bronceo: en invierno no salen de los botines, en verano procuro que no entren. A partir de ahora empiezo a caminar descalza por el jardín, por la playa o simplemente en el suelo de casa. El contacto que más me gusta es el de la hierba. Jugar con el cesped con los dedos o sentir el frescor de la tierra, son sensaciones que no sé si harán mis pies más bonitos, pero al menos a mi, me hacen sentir siempre un poquito mejor.

Imagen: Pinterest


Lo malo de todo esto, es que si algún día me cruzo con vosotras y voy en sandalias, sólo me vais a mirar los pies... :-)



19/4/17

Paso 5: Así organizo mis días

Y llegaron los maravillosos días de luz y descontrol. Jornadas llenas de planes en la calle en las que la hora es lo que menos importa, hasta que llegas a casa y sientes que te ha vuelto a pillar el toro. Entonces empiezan las carreras, las duchas en vez de baños, las cenas rápidas de… latas? Porque estabas tan a gusto en esa terraza que se te olvidó hacer la compra…, el comer lechuga al día siguiente porque no te da tiempo a preparar nada mejor. En definitiva, descontrol total. 

Nos pasa a todas, no pienses que eres la única… 

Así sobrevivimos dos semanas, pero tenemos que darle forma a todo este caos, podemos seguir disfrutando de la calle teniendo todo controlado en casa. La palabra mágica es planificación. Un poquito de orden en tus días hacen tu vida más fácil. Así que os cuento cuáles son mis trucos para sentir que todo está en su sitio. 

Así organizo mis semanas 


1. Los domingos por la noche reservo un rato para organizar mi agenda. Qué es lo que quiero sacar adelante en los próximos días y como lo voy a dividir en subtareas. Citas médicas, visitas a tiendas, cuidados… Procuro cargar poco cada día, así, si termino todo me dará tiempo a leer o charlar con “marido” un rato más. Me encanta la sensación de saber que he podido con todo.

También es verdad que jueves y viernes los dejo más libres por si me quedan temas pendientes o han surgido nuevos.  

2. Los sábados hacemos el menú de la semana del que sacamos la lista de la compra. Y hablando de compra ¿habéis probado a hacerla online? Mucho más rápida y con menos picoteos innecesarios. Eso sí, los frescos siempre los compro  a parte, para ellos prefiero las tiendas de barrio. 

De esta forma tenemos siempre los ingredientes necesarios para no cenar “de latas”

3. La alarma de relax, así es como la conocemos en casa. En invierno suena a las 19:30, y en verano la paso a las 20:00. Es la hora a la que empezamos a tranquilizarnos. Bajamos el tono de voz, los juegos son más suaves y obviamente, si estamos fuera de casa, es el momento de recogernos. Nos preparamos ya mentalmente para ir a dormir.  

Me encanta escuchar a mis hijos diciéndome “mamá, suena la alarma de relax! 

4. Los 10 minutos de calma (aún no puedo llamarlos de meditación) antes de empezar el día son sagrados. Me ayudan a ordenar mis sensaciones para ser mucho más efectiva en mis tareas; llego mejor a todo y siento que las cosas van bien.  

Lo siento y lo transmito… todo fluye más fácil. Éste ha sido mi último descubrimiento de bienestar y de momento el más efectivo. 

Y como las normas están para saltárselas, de vez en cuando nos olvidamos de todo y sentimos la libertad de que no hay normas. Y nos saltamos los horarios, y la dieta, y la organización, y eso es lo que nos hace sentir que los que mandamos somos nosotros, y que somos libres para sentir y para vivir. 





Vestido: Chicwish
Bolso: Furla vía Spartoo

12/4/17

5 tips diarios y 1 semanal

Este fin de semana hemos sentido ya el verano. Podemos dar por inaugurada la temporada de terrazas, pic-nics y tardes interminables; por fin volvemos a tocar el calor y la luz.

Este es el paso cuarto y aún nos quedan muchos deberes por hacer, el verano sigue acercándose y es el momento de empezar a afianzar ciertos hábitos en nuestros días, rutinas bonitas que nos hagan sentir bien con poco esfuerzo.

Son hábitos fáciles, pequeños cambios en nuestros días que con un poco de fuerza de voluntad nos darán grandes resultados.

1. Cuando llega este tiempo siempre me hace gracia ver el color de mis piernas, digamos que va del verde al azul? ¿es posible que en sólo unos meses hayan cambiado así de color? A broncearlas si ha dicho!



Pues sí, tengo unos shorts a mano y cada vez que puedo las saco a paseo, que cojan hasta el último rayo de sol y se vayan bronceando poco a poco para que en junio no sean dos palos verdosos...

2. Me obligo a beber, mucho, mucho, mucho y me encantan los refrescos... pero me estoy quitando! Sustituyo las coca-colas por infusiones.



A todas horas infusiones que me ayudan con mis digestiones y sin lugar a dudas mejoran las propiedades de una coca-cola.

3. En invierno no lo hago a diario, me vuelvo más perezosa, pero a partir de ahora sí. Crema por todo el cuerpo después de la ducha.



Y en la zona de los muslos mejor meto reafirmante y anticelulítica. Sí, los años se empiezan a notar también aquí.

4. Os lo conté ayer en Instagram. En el verano necesito dosis extra de motivación. Sigo leyendo mis libros pero cada día leo un artículo, blog o una revista que me inspire.



Moda, belleza, estilo de vida o decoración son mis favoritos.

5. Mi paseo al aire libre, media horita, sólo media hora aprovechando la luz para oxigenar mi cuerpo, mover las piernas y ordenar mis pensamientos.



Es uno de los mejores remedios para arreglar un mal día, os aseguro que funciona, lo tengo comprobado.


Permitidme uno más, este semanal. Un día a la semana hago dieta detox, suele ser los domingos por ser nuestro día tranquilo. Desayuno smoothe y hago comidas muy limpias. Si estáis interesadas os puedo dar mis menús para estos días.

Y poco a poco vamos teniendo el cuerpo más preparado para sacarlo a la luz.

¿Cómo lo llevas? ¿Qué te está pareciendo?
#14pasosparallegaralverano


5/4/17

Paso 3: Aprendemos a comer



Llevo ya bastante tiempo aprendiendo a alimentarme mejor. No hablo de adelgazar, hablo de ganar salud.

Leo libros sobre alimentación y si os soy sincera me lío un poco... sueño con encontrar un@ profesional que resuelva todas mis dudas en este tema sin llamarme loca.

Sé que la alimentación afecta de forma directa a nuestra salud y nuestro estado de ánimo, y si la semana pasada te hablaba en el paso 2, de aprender a escucharte, hoy uno los dos pasos para aprender a comer.

Comer sin gluten, añadir pre y probióticos a tu dieta, comida energética o macrobiótica ¿por dónde empiezo? Por escucharteEmpieza por escuchar qué dice tu cuerpo después de cada comida y con eso ya tendrás muchas pistas, mucho terreno ganado.

Paso 3: Aprende a comer


Nota importante: olvida las dietas milagro para perder peso. Puede que te quiten kilos, pero te aseguro que también te quitarán salud, y es que dadas las fechas en las que estamos, muchas veces acabamos recurriendo a ellas sin pensar las consecuencias.

1. Olvídate de los precocinados y vuelve a los fogones, nada más que añadir, esta es bastante clara.

2. Reduce al máximo el azúcar (y a ser posible el café) nos alteran mucho y nos aportan poco (o nada). ¿Qué nos hace? Nos desmineraliza, acidifica el organismo y altera la flora intestinal. Y no sólo está en lo que tienes en el azucarero, muchos de los alimentos que compramos en el súper están cargados de azúcar. Acostúmbrate a mirar las etiquetas. ¿Sustitutos? las melazas de cereales, estevia, sirope de ágave... Si os soy sincera, aún no he encontrado un buen sustituto para hacer repostería... ¿algún consejo?

3. Elimina el consumo de harinas refinadas y los productos fabricados con ella (bollería, pan blanco), puedes sustituirlos por harinas integrales y productos fabricados con éstas. O haciendo tus bizcochos en casa, es un perfecto plan de tarde con niños. (o quizá no???)

4. La pirámide alimenticia que tantas veces hemos visto ¿qué tiene en la base? Hidratos de carbono! y si eso es así ¿por qué nos empeñamos en demonizarlos? tantos años escuchando que los eliminemos de la dieta porque engordan y resulta que lo que estamos quitando de nuestras comidas es la verdadera gasolina de nuestro cuerpo. Son nuestra energía, lo que hace que cada día tengamos ganas de salir a comernos el mundo. Llena tu despensa de cereales integrales: trigo sarraceno, mijo, arroz o cuscus, y empieza a experimentar con ellos, que vuelvan a ser tus aliados.

5. Observa la pirámide alimenticia y come en las proporciones que indica, te aseguro que notarás la mejoría. 



6. Observa tu cuerpo después de cada comida, es la mejor forma de conocer los alimentos que mejor te van.

Para conocer más sobre estos temas os recomiendo leer al Dr. Jorge Pérez-Calvo, la web de María Talavera o la web de Siéntete Radiante. Profundizan muy bien en cada uno de estos temas.

Y permíteme un último truco (que hoy me estoy alargando).

Planifica tu menú semanal, tienes cientos de imprimibles de menús semanales en la red a los que puedes acudir, aunque éste de mis queridísimas Cookies Love Milk me encanta. Una vez planificado tu menú, haz la lista de la compra. Recuerda la lista con consejos que acabo de darte y piensa bien el menú. En poco tiempo tu cuerpo, tu piel, tu energía y tu salud te lo agradecerán.

Te dejo los pasos anteriores para que puedas seguir el programa con los 14 pasos para llegar al verano e insisto, ante cualquier duda puedes escribirme a hendayestyle@hotmail.com, poco a poco os iré contestando a todas.



¿Compartimos experiencias? Con el hastag #14pasosparallegaralverano podemos ir compartiendo recetas sanas, descubrimientos veraniegos o ejercicios para escucharte ¿Te animas?

Vaya chapa... os dejo con un look, que sé que también os gustan... Feliz día!











Trench: DDP Woman (old)
Camisa: Indi&Cold (SS 17)
Jeans: Massimo Dutti (old)
Zapatos: Indi&Cold (old)
Bolso: Isabella Rhea (old)



29/3/17

Paso 2: Aprende a escucharte


Las cosas llegan a tu vida cuando tienen que llegar, nunca antes.


Hace años decidí apuntarme a yoga, me pareció algo aburrido, terrible y agobiante. Mi cabeza no paraba mientras mi cuerpo me pedía a gritos que deshiciera esas posturas. Aguanté un mes y salí corriendo.

No quise volver a oír hablar de yoga hasta hace un par de años.

Al principio fue poco, me parecía algo curioso. Unos vídeos de youtube y cuatro estiramientos. Me gustaba lo que sentía. Decidí apuntarme a clase y ahí todo terminó de encajar.

No era sólo lo que hacía, también era lo que sentía. Me estaba escuchando y era justo lo que necesitaba. Y cuando lo necesitaba.

De aquí sale entonces el segundo paso de  #14pasosparallegaralverano.


Aprende a escucharte

Necesitas poner a punto tu cuerpo, tus looks y tus vacaciones, pero para poder hacer todo eso de la mejor forma posible, necesitas tener claro cómo vas a hacerlo, qué es lo que realmente necesitas.



No es cuestión de que te apuntes hoy mismo a clases de yoga, igual no es tu momento como entonces no fue el mío. Es simplemente un ejercicio de reflexión, de "presencia" en cada momento. Sentir lo que tu cuerpo dice o pide en las distintas situaciones.



Lo sé, estamos empezando a movernos más porque antes del verano queremos perder unos kilitos o simplemente tonificar nuestros músculos, y muchas veces nos precipitamos y salimos a correr sin control cuando llevamos años sin hacerlo.

Pronto os daré otro paso sobre las ventajas del ejercicio aeróbico, pero antes, deberíamos empezar con más calma, saber de qué punto partimos, y para eso el yoga es una herramienta fantástica (o el pilates o los paseos cerca de la naturaleza).



  • Empieza por deportes suaves, escuchando como responde tu cuerpo.
  • Prepara tus músculos para suavemente ir forzándolos un poco más.
  • Detecta contracturas, sensaciones o silencios. Tu cuerpo te dirá cómo debes seguir, por donde puedes ir forzándolo. Siempre respetándolo.
Respétate

Y recuerda, la semana pasada Aprendimos a mirar. Hoy aprendemos a escucharnos; al llegar un paso nuevo, no debes olvidar los anteriores, deben ir sumando. Sumar siempre en positivo.

Aquí tienes mi correo por si tienes cualquier duda, y un enlace al 1º paso por si te lo perdiste.

hendayestyle@hotmail.com


¿Seguimos?




Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...