22/2/17

Esta sí es la clave del estilo

Me gusta creer que todas llevamos una estilista dentro, me gusta, y lo creo, porque vestirse bonito no es más que actitud hacia ti misma.

Sí, sí, eso mismo, el vestirte bonito no es más que quererte y prestarte un poco de atención.

Imagina un armario en el que sólo hay un vaquero y un jersey negro. Efectivamente pueden no ser más que un vaquero y un triste jersey negro o pueden ser ¡tus vaqueros favoritos y el jersey negro que tan bien te queda! Añade a estas prendas el pañuelo de seda que era de tu abuela bien anudado a la cabeza (o al cuello), unos zapatos acertados, remanga los vaqueros para que se vea tobillo y completa con una buena sonrisa ¿no te parece un look de 10? Pues ese es el truco, la actitud que le pongas a tu ropa (y a tu vida).

Vestirse desde el corazón es la principal herramienta de estilo, debes saber que esa eres tú y no vas disfrazada. ¿Qué más da lo que opinen los demás? Si tu exterior va en armonía con tu interior, el estilo está de tu parte.

Te dejo cuatro consejos para que vayas practicando:

1. Piensa en qué te gusta a ti y no qué les gustaría a los demás de ti. Eres tú la que se viste.

2. Conoce las prendas que te hacen verte bonita. Abusa de ellas porque éstas sacarán tu mejor actitud.

3. Tu armario está lleno de tesoros Míralos con otros ojos.

4. Hasta que no te conozcas del todo, no salgas de tu zona de confort, y eso lo haremos más adelante, juntas.

Estoy cambiando, bellas, hastag que utilizo últimamente, pero es que si algo está pasando en mi vida estos últimos meses, es eso, que estoy cambiando. Quizá no en mi forma de vestir, pero sí, y mucho, en mi forma de pensar.

Puede que pronto, en el vestir, también empiece a salirme de mi zona de confort...

¿Me cuentas en qué punto te encuentras? 

Para lo que necesites, ya sabes dónde encontrarme... hendayestyle@hotmail.com






 Bomber: Treboli
Camisa: Treboli
Bolso: Treboli
Jeans: Bershka
Botines: Schutz vía Spartoo


15/2/17

Cómo conseguir que tus looks sean maravillosos

No es cuestión de hacer menos, es cuestión de que lo que hagamos, lo hagamos mejor, con más calma, cabeza y corazón.

Parar el ritmo no es más que poner prioridades y conseguir organizarte mejor. No os voy a hablar aquí de cómo organizar tus días y tu vida (que me encantaría), tienes infinidad de libros y blogs donde encontrar esa información (si estás interesada no tienes más que mandarme un correo y te cuento cuáles son los que a mí más me gustan).

Sin embargo, de lo que os voy a hablar hoy aquí es de cómo conseguir organizar tus looks, de cómo conseguir que vestirte sea algo maravilloso y que siempre sepas qué ponerte y sentirte preciosa.

Tres pasos. Tres sencillos pasos que llevan su implicación, involucrarte en ellos con los cinco sentidos para que cada día sea más fácil.

1. Reduce tu armario. Ya sé, es lo de siempre, pero funciona. Habrás oído hablar de los armarios cápsula, y no consiste más que en reducir el armario a un número determinado de prendas para facilitarte a diario la tarea de elegir look al abrir el armario. Normalmente se habla de 33 prendas, cosa que os digo desde ya, que yo ni he intentado. Mi querida Andrea Amoretti ha sacado el reto Armario 55, con un fin similar pero ampliando el número de prendas a 55. Espero poder lograrlo.

En cualquier caso, consiste en que tu armario esté ordenado, con todas las prendas visibles y lleno sólo de cosas realmente preciosas.

2. Compra siempre con cabeza. No te dejes llevar por ofertas, colores o esa música que sólo nos incita a llevárnoslo todo. Piensa bien antes de comprar ¿seguro que lo vas a usar mucho? No vuelvas a llenar tu armario sin control.


3. Prepara tus looks con tiempo, no es cuestión de vestirse con los primero que pillemos. Hasta los looks que parecen más improvisados están bien pensados.
Yo me levanto pronto, pero mi look siempre está preparado de la noche anterior, no me gusta nada sentir que llego tarde a la oficina y no consigo dar con el look adecuado. Desde calcetines hasta pendientes, todo está estudiado desde abajo hasta arriba.

Aprende a jugar con tus prendas, con todas las que tienes, porque sólo con unas pocas puedes crear infinidad de looks, es cuestión de probar e innovar!

Cuando tus prendas son las justas y todas maravillosas, es mucho más fácil vestirse, no puedes confundirte, la base siempre es buena.

Si os dais cuenta, no sigo más que algunos principios básicos de la vida, en resumidas cuentas, simplicidad, rodearte de cosas bonitas y planificar ¿Y qué consigues? Bajar ese nivel de estrés continuo que parecemos llevar todos dentro.

Respira y disfruta, vestirse es algo precioso.













Vestido: Chicwish
Cazadora: Mango (old)
Zapatos: eseoese

6/2/17

¿Y tú que dices?

Cuando te vistes hablas, igual no te das cuentas, pero estás diciendo mucho.Cada prenda está seleccionada para decir algo, de forma inconsciente pero estás hablando. Aunque no quieras.

Mírate, piensa en lo que llevas ahora mismo, incluso aunque estés en ropa de casa, observa cada prenda y qué buscas con ella, porque lo que buscas, es lo que cuentas.

Hay veces que sólo buscas pasar desapercibida, colores neutros, prendas sencillas y cómodas, que no se te vea demasiado. Otras quieres ser la reina, y aunque sea dentro de tu estilo buscarás ese toque de especialidad, tendencias marcadas, prendas más atrevidas o colore más fuertes.

Es un ejercicio que puede ir en los dos sentidos. Te ayuda a saber qué quieres mostrar hoy con lo que te has puesto o sabiendo cómo estás prefieres vestirte de determinada forma, pero es algo que no debería dejarte indiferente. 

Dicen que el hacer ejercicios de reflexión y autoconocimiento ayuda mucho a la hora de encontrar el bienestar. Mezclar la ropa que tanto me gusta con buscar en mi interior sabes que es algo que me apasiona ¿por qué no te animas y lo haces?

Aprender a conocerte desde el cómo te vistes es una herramienta más en tu búsqueda interior, no subestimes el lenguaje de la moda.

¿Mi look de hoy? Preparado para una comida con amigos. Prendas cómodas que me hagan sentir bien, que me hagan estar cómoda en todos los aspectos. Colores neutros porque nunca he sido de llevar la voz cantante, pero sí un toque de atrevimiento con esta chaqueta, un punto diferente que no deja indiferente, algo especial siempre tienes que decir, no? Sentir que desde que llegas empiezas a hablar, pero siempre siendo tú misma.

¿Cómo te vistes? ¿Qué historia cuentas con tu ropa?








Blazer: Leonce
Camisa: Loreak Mendian
Jeans: Zara
Botines: Zara (old)
Bolso: Box Donsotia



30/1/17

Reflexiones de una cuarentona en pleno aprendizaje

Suspirar por aquello que no tenemos sin apreciar todo lo que sí. 

Ay si tuviera esas piernas largas! ¿Y por qué me han tocado a mi las caderas anchas? Lo que daría porque ese vestido me quedara así de bien!

Quizá no sean estos los temas que hoy en día más me coman la cabeza, pero sí es verdad que hay otros muchos que me rondan que no tienen que ver con mi cuerpo... escucho la palabra ACEPTAR y parece ser que ahí está la clave. 

Aceptarse es la base de la autoestima. Aceptar es el comienzo de la felicidad.

Aceptar es saber distinguir sobre lo que sí puedes cambiar y lo que no;  reconocer qué cosas no están en tu mano y dejar de gastar energía luchando por ellas, asumir que somos como somos y que eso nos hace únicas. Aceptar que los demás son así y no podemos cambiarlos. Es aprender a convivir con los aspectos que no podemos modificar.

Dicen que así todo es mucho más fácil, y creo que sí. Yo estoy en ello, aprendiendo a aceptar muchas de las cosas que me rodean y no me gustan, esas cosas que me hacían los días difíciles hasta que he dejado de luchar contra ellas.

Pero aún tengo mucho camino que recorrer, muchas batallas en las que dejar de luchar y otras muchas por ganar. Lo que tengo claro es que voy por el buen camino.








Abrigo: Chicwish
Jeans: DDP Woman
Botines: Mango (old) similar Buffalo de Spartoo
Bolso: Zara
Sombrero: Zara (old)













16/1/17

¿Sabes encontrar las palabras que te definen?


La autenticidad es eso con lo que nacemos pero que poco a poco, y sin darnos cuenta vamos perdiendo por pertenecer a "la tribu". Quizá, con un poco de suerte, te des cuenta de lo peligroso que es perderla y vuelvas a por ella, buscando dentro de ti.


Si estás aquí y sigues leyendo es porque tú también necesitas volver a encontrarte. Creo que puedo ayudarte. Una vez me dijeron que nos gusta enseñar aquello sobre lo que estamos aprendiendo, simplemente es que vamos un paso por delante, y lo bueno, es que no queremos dejar de compartir esas buenas sensaciones que el aprendizaje nos genera.



Ayuda mucho el silencio, el silencio y el dejarnos llevar por las sensaciones, saber encontrar lo que realmente nos hace feliz. Escucharnos en ese silencio para saber qué es lo que necesitamos. Los días nos comen, el trabajo, los niños, la casa... nos movemos en un remolino de sensaciones y pensamientos continuos sin darnos tregua y pararnos a pensar. Por eso te recomiendo 5 minutos (por lo menos) de silencio cada día. Busca un espacio agradable, tu espacio, y date ese tiempo sólo para estar en silencio.



Apaga el móvil, la tablet y el ordenador. Olvida las redes sociales durante largos periodos de tiempo y dedícate a vivir como realmente quieres. Deja de pensar en las maravillosas vidas que tienen las blogger, instagramers y todas esas chicas estupendas con vidas maravillosas por el mundo. Sólo se enseña lo bonito, su vida es como la tuya (en algunos casos no lo será, pero son los mínimos) y cada uno de nuestros días es magnífico si lo llenas de las cosas que realmente te gustan.



Haz una lista con todas las cosas que te hagan feliz y procura llenar tus días de ellas. Al menos una al día para que ese ratito puedas sentirte plena.


Y ahora te propongo un ejercicio, uno muy fácil para que encuentres las palabras que te definen y empieces a trabajar sobre ellas:

- Prepárate un té, busca un lugar calmado y reserva una hora sólo para ti.

- Abre Pinterest, si no conoces la página te la recomiendo, infinidad de fotos preciosas para inspirarte. 

- Selecciona fotos, las que de primeras más te gusten, cógelas y obsérvalas.

- Defínelas con dos o tres palabras. Palabras que definan lo que estás viendo.

- Esas son tus palabras, las que hablan por ti, las que definen tu estilo o lo que buscas en tus días...

¿Queréis saber cuáles son las mías? Os dejo algunas para que os hagáis una idea. Y sí, son lo que busco cada uno de mis días...

Luminoso, Tranquilo, Acogedor


Natural, Sencillo, Pausado

Agradable, Limpio, Cómodo

Rosa, Simple, "Calentito"

Estas son las mías. ¿Te atreves a darme las tuyas?


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...