6/9/16

Paracaidistas en la playa

Tengo 7 u 8 años, estamos en la playa, mis hermanos, mis primos y yo haciendo un castillo en la arena. Hemos bajado a la playa a pasar la tarde, qué plan perfecto! Las olas se escuchan de fondo, hay más niños corriendo y jugando, pero de repente, se oye… Brrrrruuuuuuuuummmmmmm! Es una avioneta!!!! Y viene hacia nosotros!!! Y va a lanzar paracaidistas!!!!! El castillo queda de lado, sólo queremos que uno de los paracaidistas nos caiga cerca y podamos presumir de que hemos cogido uno!!!! Los está soltando y los tenemos cerca, seguro que hoy sí lo pillamos!!!! Síííííííí!!!! Sólo uno para los 8 que somos pero lo hemos conseguido!!!! Ya tenemos aventura para contar allá donde vayamos…

¿Dónde nos ha quedado esa sensación? La de disfrutar de los pequeños logros, ¿los pequeños detalles que hacen que un día sea especial?

Para un momento y piensa ¿no crees que tu día ha estado lleno de cosas maravillosas? Quizá deberíamos volver a mirar las cosas desde la simplicidad de la cabecita de un niño, porque ellos sí que saben disfrutar del momento.

Piensa en sus sonrisas, en el buenos días princesa que has escuchado nada más levantarte o en esa sensación maravillosa que es llegar a casa después de un duro día de trabajo, esos pequeños detalles que hacen cada día especial. Y duerme recordando esos momentos, porque esos son nuestra vida…

Ahora veámoslo en la versión “MODA”. Nos hemos acostumbrado a comprar sin control, porque es tendencia y porque hay que renovar armario. Así no disfrutamos de la moda, ni de nuestra imagen. Acumulamos sin control, sin “amor” por las pequeñas cosas que hemos conseguido.

Quizá debemos cambiar este aire consumista y verlo desde otro enfoque, insisto, la moda es una herramienta de bienestar, y podemos emplearla para mejorar nuestros día.

Evita la compra compulsiva, el comprar por comprar, y no tendrás más que ventajas:

  •  Disfrutarás más de cada compra porque será especial.

  •  Podrás comprar cosas de más calidad porque al comprar menos puedes ahorrar para esos “pequeños caprichos”.
  • Le harás un favor al planeta disminuyendo el consumo excesivo.

¿Te animas entonces a volver a coger paracaidistas en la playa?









Vestido: Chicwish
Sandalias: Caretes
Bolso: Mango (old)



5 comentarios:

  1. Tienes toda la razón!! Acumulamos una gran cantidad de ropa y ya no tenemos esa sensación de bienestar, porque lo vemos normal, lo que realmente es un privilegio, un motivo de felicidad, lo vemos normal y ahí es donde todo pierde la gracia.
    A veces vale la pena pararse un poquito y mirar a nuestro alrededor y darnos cuenta de lo afortunados que somos y la de motivos de felicidad que tenemos!!

    el blog de renée

    ResponderEliminar
  2. Hola Ana!! Que guapa con este vestido y estas espadrillas! Desde luego que después de la limpieza que he hecho (la verdad podría haber quitado más peró ya iré aprendiendo) estoy tan contenta de abrir el armario y ver todo colocadito y que todo lo que hay me apetece ponérmelo que antes de comprar en plan compulsivo me lo pensaré dos veces! Besitos guapa!!

    ResponderEliminar
  3. Un look muy bonito y elegante, estás perfecta :)

    Un beso ♡

    IT GIRL AILÉN

    ResponderEliminar
  4. Te compro todas las razones para evitar las compras compulsivas!!!!

    Si que últimamente he empezado a comprar en comercio local lo que hace que las compras sean más especiales y las disfruto más.
    Quizás algo más caras pero indudablemente de mayor calidad.

    El tercer motivo de ayuda al planeta...no lo había pensado pero es muy..muy buen motivo o razón para racionalizar nuestras compras!!

    Por último, tu como siempre monísima!!!

    Besotes!!

    ResponderEliminar

Y tú ¿qué opinas?

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...