27/9/16

Y arriesgar de vez en cuando

Soy de poco arriesgar, las que me conocéis ya lo sabéis. Me siento cómoda en mi “zona de confort” y es difícil verme con looks muy arriesgados ya que no me siento yo. Quizá en estos nuevos planes para este otoño entre un nuevo hábito y me sorprenda a mí misma con algún detalle más rompedor… pero de momento lo dejo en detalles sutiles con los que me gusta sorprender a la rutina.

Os cuento la historia de este look. Hace algún tiempo, este look sin duda, me lo habría puesto con tacones. La chaqueta con lentejuelas, y si las lentejuelas son “de fiesta”, en los pies me pongo tacones. Sin embargo, después de probar el look con todos mis zapatos “un poco más finos” no terminaba de verlo, no me cuadraban ningunos! En una esquina me miraban las “Superga” pero no quería verlas ¿cómo iba a meter ese calzado en este look? Cuando desistí con los “zapatitos” decidí probar nuevas opciones y las cogí. El resultado me gustó, me gustó más que ninguno y encima era el más cómodo! (y teniendo en cuenta que me iba a hacer compra más me valía la comodidad!).

Aprendí la lección, arriesga con cosas que habitualmente no habrías hecho, los resultados seguramente te sorprendan. Y como leí esta mañana, "Haz algo cada día que te haga sudar las manos" (Robin Sharma)


Y si esto lo aplicamos al resto… Lección doble: lección de moda y lección de vida!









Chaqueta: Treboli
Falda: DDP
Top: Mango
Zapatillas: Superga vía Spartoo
Bolso: Box San Sebastián

3 comentarios:

  1. ... tiene gracia, porque visto el look, a que ahora parece la combinación mas lógica? y lo mismo en la vida, lo que supone un esfuerzo, a que luego merece la pena?
    me encanta!
    besos,

    ResponderEliminar

Y tú ¿qué opinas?

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...