31/8/16

Nuevos comienzos

Septiembre, el mes de los nuevos comienzos por excelencia.

Nuevo curso, nuevos proyecto, nuevos hábitos y rutinas... es un mes perfecto para volver a empezar de cero. Venimos con las pilas cargadas de energía, de nuevas vibraciones y ganas de comernos el mundo.

Digamos, que por todo esto, también es un buen mes para reestructurar nuestro armario. Cambio de temporada, cambio de colores, de tendencias... es un buen momento para encontrar tu estilo, así que vamos a empezar haciendo deberes:

Busca tus básicos y sobre ellos definirás tu estilo.

Echa un vistazo a tu armario y encuentra esos básicos que temporada tras temporada permanecen. Compra los que te falten, renueva los que estén más viejos y haz una base sobre la que dibujarás el resto de la temporada.

Ejemplo práctico: Dos básicos imprescindibles en mi armario. Vestido blanco y cazadora vaquera. ¿Pincelada? un precioso bolso especial que haga especial el look.

Feliz entrada en septiembre, tenemos todo un mundo de nuevos proyectos por delante.







Cazadora: Mango (old)
Vestido: Molupita
Zapatos: Zapatos Obi

23/8/16

Confesiones de una nueva etapa

Querida rutina, creo que no me caes bien...

Años anteriores llegado este momento tenía ganas de verte, pero efectivamente algo debe estar cambiando en mi, y ya no te quiero, quiero seguir paseando por la playa, disfrutando de la lectura y bebiendo tintos de verano, coja los kilos que coja, y es que este año se me está pasando el verano volando, y lo estoy disfrutando de tal forma que no quiero que termine, quiero seguir sin horarios, con cenas junto al mar viendo la puesta de sol, y fines de semana de carretera rumbo a cualquier parte.

Han sido días de no pensar, de descansar y de actuar sin decisiones premeditadas, simplemente dejándome llevar por lo que sentía en cada momento. Nada de organización, nada de planes muy elaborados, sólo vivir... la pena es que el día a día no me permite dejarlo todo al azar... hay que preparar comidas, cenas y meriendas, hay que llevar a los niños a uno sitio o a otro, hacer la compra y pagar recibos... no hay pie a la improvisación... Toda la vida sintiendo que contigo estaba cómoda y ahora me doy cuenta de que eres tú la que me taladra el cerebro?

Igual este año cambio de estrategia y empiezo a improvisar más. Y a pesar de que leo que tú, querida rutina, nos ayuda a organizar nuestra vida, creo que a mi no me vas del todo bien...

Igual sí estoy cambiando, y como en todo cambio, hay que despedirse de ciertas cosas para continuar...

Adiós rutina, me quedo siempre en el verano!







Camisa: Molupita
Culotte: SheIn
Zapatillas: Converse
Bolso: Mango (old)


1/8/16

Silencio

A veces necesito silencio.

No, muchas veces necesito silencio, pero sólo a veces lo consigo, o muy pocas.

No sólo hablo de silencio exterior, que es muy difícil de conseguir, hablo de silencio interior, de silencio mental, ese sí que es difícil de conseguir.

Ese creo que sólo lo consigo en contadas ocasiones, en esas ocasiones en las que soy capaz de centrarme en lo que estoy viviendo en ese momento. Y esos momentos suelen ser los momentos en los que estoy con ellos, con mis chicos, con mi familia. Cuando jugamos, reímos y bailamos juntos. Ahí mi mente se para, y sólo se centra en la felicidad de ese momento. Y me deja despejada, libre de martilleos de ideas en la cabeza. Y después todo lo veo más claro, más bonito, más feliz.

También estoy aprendiendo a conseguir silencios, sólo para mí, para poder encontrarme y calmarme. Poco a poco llegan, pero supongo que será un camino largo.
Y ahora estoy de vacaciones. Y necesito silencio. Para volver llena y poder seguir dando todo.

Seguiré en las redes sociales, Instagram y Snapchat, no os abandono del todo.  Serán sólo unos días.

Y estoy segura de que la vuelta será mejor, porque las vueltas siempre son un nuevo volver a empezar. Y los míos siempre son buenos.

Felices vacaciones.










Vestido: Chicwish
Bolso: Zara


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...