26/7/17

Historias de vidas

La vida está llena de historias que, o podemos mirar (como vacas al tren) o de las que podemos aprender por ser un ejemplo de lucha y superación. 

Estamos rodeados de historias que dejamos pasar, que no pararnos a observar. Y nos estamos perdiendo verdaderas lecciones de vida.



Juncal Aguirre no es sólo una marca de alpargatas (como os he mostrado ya algunas veces), es el nombre de una gran señora (muy elegante, por cierto) que lleva años luchando por sacar sus proyectos adelante.

Los sueños, como casi todo, siempre empiezan por algo pequeño, y así empezó su historia.

Cuando en 1987 empezaron a fabricar alpargatas, las de toda la vida, nada les hacía ver que en pocos años iban a llegar cientos de contenedores de China cargados con alpargatas como las suyas. No, no como las suyas. De calidad muy inferior a las suyas. Con lo que costaban estas alpargatas, ella no podía pagar ni los materiales para fabricar las suyas...

Innovarse o morir, y su innovación y buen hacer no les ha traído más que alegrías. Sus alpargatas, tanto para hombre como de mujer, pasaron a ser zapatos actuales realizados en telas estampadas o piel con la característica de que sus suelas seguían siendo de esparto. Todo hecho a mano. Todo fabricado en España.

Hoy es el día en el que el 75% de su producción se vende al extranjero. Países como Japón, ciudades como Nueva York y hasta Australia han caído en sus pies. Siguen fabricando en Irún, cosa que me hace comprar con mucho más apego al saber que están dando trabajo en mi comarca. Siguen haciéndolo todo ellas, unas mujeres luchadoras que llegarán lejos.

Y como últimamente estoy muy reflexiva, busco el aprendizaje en cada historia, y ésta, me ha dado bastante. Las claves para triunfar son claras:

- Trabaja duro: Las cosas no llegan por golpes de suerte, hay que luchar por ellas.

- Sé luchador@: No podemos rendirnos ante las adversidades

- Sé íntegra: Y aún sabiendo que la competencia consigue precios más bajos fabricando fuera, seguir manteniendo tus puestos de trabajo para ayudar a los que te rodean.

Creo que la historia enseña mucho, y quizá si la miramos con los ojos con los que estamos acostumbrados a mirar últimamente no habríamos visto nada... sólo una fábrica de alpargatas. Y ahora después de lo que te he contado ¿cómo la miras?








Feliz semana, y simplemente sigue observando...




3 comentarios:

  1. Me ha encantado conocer con tu crónica un poquito de esta marca desconocida por mi hasta ahora, fichada queda que me chiflan las alpargatas

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Di que sí Ana! Hay que luchar por los sueños!! Y por cierto estas de glitter rosa de la última foto me encantan! Besitos guapa!!

    ResponderEliminar
  3. Que bonita historia y q piezas más maravillosas

    ResponderEliminar

Y tú ¿qué opinas?

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...